Diana y su alma

Mi alma juega, cuando feliz está brincotea por toda la casa, le cuenta unos chistes socarrones a mi madre y besa a mi abuela en su frente. Cuando mi alma feliz está escribo, escribo su gratitud hacia mí y la abrazo y me abraza, me otorga fuerza aliento y vida, me recuerda lo incierto y …